♥ my word♥

martes, 8 de julio de 2014

El tiempo te va dando la verdadera cara de como es la gente, alguna te ayuda, otra tan solo te destruye.

Dos  niños jugaron a matar a el espíritu que habitaba en el corazón de la chica,
dos niños correteaban alrededor suyo con cuchillos que la hacían daño,
la hacían llorar y la ahogaban en silencio.

                                        ....Nadie se enteró de lo que sentía ella...
...Tal vez nadie quería enterarse.

Cada niño hizo sacarla sonrisas por cada puñalada que la hacían,
pero llegó un momento que las heridas eran tan profundas que sus sentimientos no podían mantenerla fuerte.
Entonces llegó el día que nadie quería que sus corazones viesen;
una mujer rota por fuera, y haciéndose la dura por dentro.
Y solo entonces aquellos dos niños supieron lo que sentía ella al perder cada día parte de su cuerpo.
Con el tiempo ellos se dieron cuenta, pero ya era demasiado tarde, la chica había aprendido a ser feliz, aunque estuviese muerta, de una vez por todas nadie la molestaba.


Destruyeron la parte de ella que quiso confiar en otra persona mas, se rompió en veintidos mil trozos la felicidad de poder llegar a ser perfecta.
La perfección desapareció,
nadie supo porqué.
La gente fue desapareciendo,
y los dos niños callaron el silencio que nunca tuvieron.


                       







                                                                                                               María.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué habeis sentido al leerlo?